Rss

Archives for : ciencia

¿Qué necesita un relato para ser Ciencia Ficción? (I)

En algunas ocasiones hay una línea demasiado delgada entre lo fantástico, la ciencia ficción y hasta el terror por eso vamos a intentar matizar un poco qué es cada cosa para que nos quede un poco más claro el tema. Todos pertenecen al género ficción pero cada uno de ellos es un subgénero en sí.

No es de extrañar que la gente suela llamar a todo fantasía cuando no tiene conocimientos reales de qué es la ciencia ficción. Ambos géneros realmente no tienen casi nada que ver realmente el uno con el otro. De hecho, uno es más bien irreal y el otro cobra proporciones hiperrealistas.

Continue Reading >>

Fringe, cuando se cruzan la barreras dimensionales

Esta serie estadounidense consta de cien capítulos divididos en cinco temporadas. Considerada ya una futura serie de culto, combina estilos de tres grandes series televisivas: «Expediente X», «En los límites de la realidad» y «Estados alterados».

La serie comenzó siendo una serie de casos imposibles relacionados con la ciencia experimental que una división especial del FBI dependiente de Seguridad Nacional se encarga de estudiar e investigar.

Poco a poco se va descubriendo una trama detrás de estos ensayos clínicos que tienen que ver con una antigua división de investigación que rayaba lo paranormal y sobrepasaba lo ético.

Un equipo de investigadores muy variopinto

Con la ayuda de uno de los científicos que desarrolló esa división científica, el hijo de éste y la de una dudosa dama a cargo de una de las mayores empresas de investigación del mundo, la agente Olivia Dunham deberá ir descubriendo qué amenaza se encuentra tras estos ataques.

La serie poco a poco deriva del estudio de los meros casos que capítulo a capítulo nos presentan a la complejidad de investigar la trama subyacente de los viajes en el tiempo y la realidad paralela.

Realidad o delirio de científico loco

Mezcla de pseudo-ciencia y steampunk en alguno momentos, la serie se va deslizando hacia una historia cada vez más compleja en la que la realidad de la existencia misma peligra.

Uno de los platos fuertes de esta serie es el papel del doctor Walter Bishop. Pues sus problemas mentales nos hacen estar siempre preguntándonos si lo que cuenta es cierto o no. Demostrando casi siempre que todo lo que dice tiene un punto de realidad.

Cada paso medido con cuidado

Otra de las historias que mantienen la intriga es la búsqueda de Olivia de la razón por la que parece ser escogida para esta misión. Algo hay que la hace especial para ese trabajo y quiere descubrir por qué.

Impredecible, cuando parece que la trama va a ir hacia algo que intuimos, da un giro y descubrimos que casi nada es lo que parece.

¿Algo de realidad detrás de la ficción?

La ciencia real y la de ficción se mezclan para construir un mundo con varias realidades posibles que, tal vez, no puedan convivir sin destruirse.

Experimentos basados en estudios de la época de la guerra fría nos harán plantearnos que es posible que haya una realidad diferente a la que conocemos en algún laboratorio secreto.

Las misteriosas Orbes

En los años 90 se hizo muy popular unos fenómenos muy extraños que solo podían captarse mediante alguna fotografía digital o en algunas filmaciones, eran y son unas esferas luminosas que a lo primero consideraron eran efecto de la posible suciedad en el lente de la cámara, pero aunque aún se sigue investigando no hay una solución sobre que son o podrán ser estas esferas, a las que llaman “Orbes”.

Algunos estudiosos sobre lo paranormal han catalogado estas “orbes” considerando y analizando sus características para no confundirlas con otros efectos más naturales como los flashes de las cámaras, humedad o temperatura ambiental, etc., podemos citar algunas características de estas esferas luminosas como que son invisibles al ojo humano, solo pueden captarse mediante una foto o filmaciones digitales, pueden tener distintos tamaños y colores, pueden tener forma de círculos, ovalados, o de estrellas, pueden aparecer en grupo o por separado, etc.

La ciencia tiene algo que decir

Hay muchas hipótesis sobre estas luminiscencias y entre ellas las hipótesis científicas opinan que son partículas de polvo o de humedad en el ambiente que con el flash de la cámara dan el efecto rebote de la luz y que el ojo humano no puede percibir a simple vista, otros opinan un defecto de fabricación de las cámaras digitales o de sus lentes, otros que sus lentes tienen partículas de polvo o tienen suciedad dentro del mismo lente.

Pero hay otras hipótesis, principalmente las paranormales que indican que estas luminiscencias son las energías de seres fallecidos y que aún siguen en esta dimensión por algún motivo especial, muchas de estas “orbes” que han sido fotografiadas y con utilización de las nuevas tecnologías en el campo de la fotografía han percibido caras dentro de estos círculos.

Un fenómeno por explicar

También hay que informar que la mayoría de estas fotos han sido hechas en horas nocturnas que es donde se ve mejor estas esferas, pero también es verdad que muchas de estas fotos se han hecho a la luz del día y estas “orbes” siguen apareciendo.

Los estudios tanto científicos como los paranormales aún no han definido exactamente que son estas “orbes”, se sabe que han estudiado muchas fotos de todas partes del mundo donde aparecen estas esferas y aún no han llegado a ninguna conclusión de que son exactamente.

Este es otro de los grandes enigmas que pueblan nuestro planeta, uno de tantos que tendrán que seguir investigando y esperamos que tanto de un campo (científico) o de otro (paranormal) tarde o temprano podamos saber algo sobre estas misteriosas “orbes”.

¿Hemos estado antes aquí?

No hace mucho tiempo, hablando con una persona muy querida, nos pusimos a charlar de temas comunes, temas de siempre y de actualidad, política, vacaciones, farándula, etc., y de repente terminamos hablando de un sueño que tuvo, que le pareció un poco extraño y loco, según sus palabras:

“Me encontraba en un descampado, con el cielo limpio y muy azul, la hierba era muy verde y todo a mi alrededor tenía unos colores intensos, a mi espalda escuchaba un sonido muy familiar, como una especie de zumbido sordo y al girarme vi una especie de nave suspendida en el cielo y yo estaba tranquila, me era muy familiar.

«De repente vi acercarse varios seres, parecían humanos pero tenían la forma de caminar como la de los monos y sus rostros eran como los que vemos en los museos de prehistoria donde hay dibujos de cómo eran los hombres prehistóricos, cuando llegaron a mí, me miraban con sorpresa y me olían y tocaban y cuando me di cuenta, yo llevaba un traje de lo más extraño pero comodísimo, parecía que tenía una segunda piel y de un color tornasolado, me acerque más a ellos y les enseñe cosas, cosas para hacer, para defenderse, para vestirse, para alimentarse y de repente desperté”. 

Suposiciones

El sueño de esta persona, me recordó una leyenda que leí hace mucho tiempo, esta leyenda informaba de  que posiblemente la antigua civilización que nosotros conocemos mediante estudios arqueológicos, libros, papiros, pinturas, monumentos antiguos, etc., no era la primera en poblar este planeta, posiblemente haya habido más civilizaciones de las cuales no tenemos ni idea, ni han dejado rastro de ellas o a lo mejor los indicios de aquellas supuestas civilizaciones se mezclaron con las que supuestamente conocemos.

Esta leyenda también informaba cómo era posible que tuviéramos tantas incógnitas de muchas de nuestras civilizaciones antiguas como las Pirámides, la supuesta Atlántida, los Mayas, los megalitos de la Isla de Pascua y muchas más incógnitas que aún tenemos y que están aún por desvelarse.

Jirones de tiempo

Creo que no podemos decir que es por falta de información o por falta de documentación ya que sabemos que muchas supuestamente han existido y otras siguen existiendo, también es verdad que con todas las guerras que ha producido el ser humano durante tantos siglos, se hayan destruido infinidad de posibles manuscritos e información necesaria para que nos hubieran desvelado parte de estas incógnitas.

Hay una película llamada “Señales del Futuro” protagonizada por Nicolas Cage, que al final de la película informa algo parecido a la leyenda que leí en su momento, una nueva civilización después de una devastación planetaria, fuera cual fuera.

Puede que la persona que tuvo este sueño recordara su vida pasada o solamente era eso, un sueño, por desgracia no se sabrá nunca.

 

 

Kosmopolis 2013: ciencia ficción, ciencia y humor

Comienza Kosmopolis 2013, séptima edición del festival de literatura ampliada que organiza el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). En él, a lo largo de este fin de semana, se van a explorar las relaciones entre ciencia ficción y ciencia. Del mismo modo, el encuentro explorará el humor como una forma de literatura.

Este festival, en su constante búsqueda de nuevas maneras de escribir y de leer retoma las relaciones entre la literatura y la ciencia, algo tiene especial sentido debido a hitos como el descubrimiento del Bosón de Higgs o la llegada de Curiosity a Marte.

Además de estos tres temas (ciencia, ciencia ficción y humor), esta edición ofrece novedades como el I Encuentro de Revistas Literarias Digitales. En éste, se propondrán varios debates relacionados con el papel que desempeña la prensa cultural y tendrá lugar en el ciclo cultural Bookcamp. EL director del festival, Juan Insua define el evento como “un festival dentro de otro festival”.

La literatura en directo

Dada la vocación de presentar la literatura “en vivo”, el encuentro comenzará con una charla de Jaume Cabré, autor de Jo Confesso y el crítico Xavier Pla. Esta orientación comporta también que se celebre el Gran Slam Barcelona de poesía, así como una actuación en exclusiva de David Carabén (Mishima).

La parte del festival referida a la ciencia consistirá sobre todo en tertulias y conferencias impartidas por científicos de diversas ramas. En ella toman parte algunos miembros del Institut de Ciències Fotòniques (ICFO), con charlas como “La caza del Bosón”, “Tiempo de Marte” o “El genoma: ¿un lenguaje literario?”.

No faltará un homenaje a Roberto Bolaño, que va a arrancar con la lectura dramatizada de El policía de las ratas, adaptado para la ocasión por el dramaturgo Àlex Rigola.

El siempre sano sentido del humor

Finalmente, el punto de humor llegará al festival, para empezar, dentro de la tertulia Café Europa, en la que se tratará la pérdida del humor en Europa, al tiempo que Andreu Buenafuente y Juan José Millás hablarán del humor como una manera de ver el mundo.

El protagonista del cartel de esta edición es un lémur, animal muy literario que se halla en peligro de extinción, lo que supone una metáfora del estado de la cultura que, según Insua, “también está amenazada”.

Con un presupuesto de alrededor de 125.000 euros, Maçal Sintes, director del CCCB ha explicado que esta nueva edición del festival va a experimentar con una nueva modalidad de entradas, que se pagarán sólo por las actividades que se realicen y no de modo general. Así, la organización sabrá qué eventos tienen más o menos demanda.

La Misteriosa Atlántida

Uno de los temas más controvertidos desde hace siglos, es la existencia o no existencia de una tierra que parecía tener muchas increíbles maravillas en todo su conjunto y con una civilización altamente evolucionada y de lo más adelantada para su tiempo, esa tierra o continente era la Atlántida y que supuestamente fue destruida por un gran terremoto o Tsunami.

Esta mítica isla fue descrita y mencionada por primera vez en ciertos textos del filósofo griego Platón, en dichos textos la ubicaban en el océano Atlántico, frente a las Columnas de Hércules (ubicación actual cerca del estrecho de Gibraltar) y con unas grandes dimensiones parecidas a las de un continente.

Desde entonces han existido muchas hipótesis de la posible existencia de esta intrigante isla, a estas hipótesis se unen numerosos historiadores, geólogos, paleontólogos, arqueólogos, exploradores, etc., pero una de las presunciones más increíbles era la de que:

Un puente entre continentes

“la Atlántida fue un continente ubicado entre Europa y América y que se llegó a construir puentes entre ambos continentes”, esta teoría fue presentada por un investigador y congresista estadounidense llamado Ignatius Donnelly, que tras investigar los enigmas de distintitas culturas, el desarrollo de las mismas, sus estructuras arquitectónicas y sus ubicaciones, (semejanzas entre la cultura egipcia y la cultura mesoamericana) que proporciono en su libro “Atlantis: The Antidiluvian World” en el año 1.882. Esta conjetura sirvió de punto de partida a innumerables hipótesis posteriores.

Otra de las conjeturas de aquel tiempo, fue que la Atlántida nunca fue destruida ya que al tener una tecnología tan avanzada supieron encontrar la manera de poder vivir en las profundidades del mar y que nunca seria encontrada hasta que ellos no lo quisieran así.

Entre la Historia y el mito

Es verdad que la mayoría de los historiadores actuales opinan que la Atlántida es un mito o una leyenda, aunque podría haber una parte basada en la realidad, según la descripción de Platón y hay que tener en cuenta que estos escritos fueron traducidos en otros idiomas y posiblemente hay podría estar el problema.

Muchas de estas teorías han dado pie y han sido perfectas para fomentar comics, libros, obras literarias y películas de ciencia ficción a los que a la mayoría de nosotros entretiene y que muchas veces nos hace soñar con una tierra tan maravillosa como la que describió Platón sobre la Atlántida.

Con las nuevas tecnologías y avances que tenemos en la actualidad, aún no se han encontrado vestigios de esta isla, muchos historiadores y arqueólogos la siguen buscando, investigando las pocas pistas que supuestamente tienen de su existencia, pero el continente perdido, está perdido, no sabemos si en su leyenda o en las profundidades del mar.

 

Google Glass, ¿ciencia ficción hecha realidad?

Hay ciertos inventos o innovaciones tecnológicas que llegan hasta nuestras manos tras haberlas visto o leído en películas o libros de ciencia ficción hace muchos años. Esto prueba una vez más la importancia de los autores de este género, capaces de basarse en la tecnología actual y desarrollar un futuro posible para la misma.

Hace aproximadamente un año, el gigante estadounidense Google presentó en una convención, un curioso producto que llamó enormemente la atención del resto de la industria y, como no podía ser de otra forma, de los usuarios ávidos de nuevas posibilidades tecnológicas. Se le dio el nombre de Google Glass.

 Gafas inteligentes

Para los pocos que no hayan oído hablar de aquel producto de Google, recordarles que funcionaba como un dispositivo de realidad aumentada. Es decir, que aportaba infinidad de datos de nuestro entorno, imperceptibles desde el ojo humano, o que nuestro cerebro no sería capaz de procesar con tanta exactitud.

Cualquier amante de la ciencia ficción sabrá que este dispositivo de realidad aumentada ha sido una constante en el género. Infinidad de autores han escrito acerca de tecnologías futuras o extraterrestres que puestas a modo de gafas o lentes, aportaban distintas informaciones relevantes para su portador. Un ejemplo, serían los visores ideados por Akira Toriyama en su serie de cómics “Dragon Ball Z”.

Posibilidades que ofrece el Google Glass

Las posibilidades del nuevo formato de la compañía Google son enormes. De hecho, solo está planteada la tecnología, ahora es el turno de que los programadores de los estudios informáticos desarrollen esa tecnología con la creación de nuevas aplicaciones.

Para que estos programadores conozcan de primera mano las características del proyecto Google Glass, los responsables del buscador, han invitado a los que así lo habían solicitado en su momento, y previo pago de 1.500$, a una reunión conocida como Glass Foundry, que se celebrará las ciudades de San Antonio y Nueva York.

Queda ahora por ver el desarrollo que hace de esta tecnología tan prometedora, ya que las gafas de Google cuentan, entre otras cosas, con cámara de fotografía y vídeo de gran resolución, GPS, conexión WiFi, micrófono y posibilidad de control remoto por voz.

En los próximos meses a buen seguro que vamos descubriendo nuevos datos oficiales o filtraciones de los distintos equipos de desarrollo, con lo que podremos especular con menor margen de error acerca de los avances que supondrá o no la aparición del Google Glass.