Rss

Archives for : cine apocalíptico

Del libro a la gran pantalla: La Guerra Mundial Z

Si por algo va a ser recordado el 2013 es por ser un año cargado de películas de temáticas zombie. Y es que parece que los directores parecen haber llevado más allá aquella frase de “aquí huele a muerto encerrado” y han puesto muertos por todos lados.

Ya hemos hablado de otras películas basadas en libros de zombies que debido a su gran éxito de ventas, dan el salto y se incorporan en la cartelera de los cines de todo el mundo. Una fiebre que ha llegado hasta nuestro país, donde se espera poder llevar al cine los proyectos de Y Pese a Todo y Apocalipsis Z, ambas sacadas de libros de narrativa zombie.

Quizás la película más esperada, por éxito del libro, por su gran reparto y por su alto presupuesto de la historia de la novela World War Z: An Oral History of the Zombie War (Max Brooks). La que llega a nuestros cines como Guerra Mundial Z.

Brad Pitt los deja muertos

¡Y es que va a haber muertos para hartarse! Aunque la película no llegara a nuestro país hasta el 2 de agosto, viendo los últimos tráiler uno se queda loco al ver las imágenes. Lo que nos hace entender mejor cuando se hablaba de que esta película se habría convertido en todo un mito en cuantos rodajes imposibles.

Como también se ha hablado de los problemas que surgieron entre el rodaje con el director Marc Forster y su protagonista, que participa también como parte del elenco de productores. Y es que se ve que Pitt no estuvo muy a gusto en como el director llevaba la dirección.

Película que se rodó entre Malta, Londres, Budapest y Escocia. Y que cuentan en sus filas actores como Mireille Enos, Daniella Kertesz, James Badge Dale y algunos tan televisivos como David Morse o el perdido Matthew Fox.

Padre de familia y héroe

La historia surge alrededor de Gerry Lane (Pitt). Un padre de una familia feliz y empleado de las Naciones Unidas. El cual tiene la misión de buscar respuestas a una infección o virus que está organizando una pandemia zombie a nivel mundial que está consiguiendo poner contra las cuerdas tanto a ejército como gobiernos de todo el mundo.

En esta situación Gerry tendrá que viajar por todo el mundo para buscar el inicio y causa de esta hecatombe de caos y muerte. Sin saber tampoco como poder así proteger a los suyos.

¿Qué harías tú si nunca más pudieras salir a la calle?

¿Imaginas que ahora que llega el buen tiempo, no pudieras salir a la calle? ¿Que hay algo que te impide sentir más los rayos de sol en tu cuerpo? ¿Que se acabaran las terracitas, las cañas, las pipas en los bancos? Convertirte en un hombre-topo, acostumbrado a vivir en la penumbra.

Eso es más o menos el futuro que nos describen los hermanos Álex y David Pastor (Infectados 2009). Volviendo al miedo psicológico y paranoico en su nueva película “Los últimos días”.

Barcelona, centro apocalíptico

Es el año 2013. Aparentemente es otro día normal en la cosmopolita Barcelona. Un vaivén de gente que se cruza por sus calles, que van al trabajo, que hacen la compra o que pasean hacia ningún sitio concreto. Pero algo pasa. No es un día tan apacible, algo raro está ocurriendo y muy pocos son conscientes.

En el ambiente hay algo raro. Algo que hace enfermar a las personas que están en el exterior, que te hace tener mareos, ser vulnerable y te crea ansiedad. Nos trastorna desarrollando una agorafobia, haciendo a los ciudadanos mantenerse en los interiores de sus casas, centros de ocio, trabajos… Un miedo a lo inexplicable que se incrementa con las primeras muertes de aquellos que han permanecido expuestos más tiempo a la intemperie.

Nadie puede hacer nada, el mundo se sumerge en esta clausura mientras los militares, gobernantes y cuerpos de seguridad se desmoronan por no poder hacer nada. Una gran depresión sin ninguna clase de optimismo que hace que las personas despierten su peor lado, el intuitivo, agresivo y cruel. El que nos hace sobrevivir.

¿Dónde está Julia?

En este marco narrativo, nos encontramos con Marc (Quim Gutiérrez). Un joven barcelonés que comparte vida con su novia, Julia (Marta Etura). Aun siendo consciente de que algo raro empezaba a desarrollarse fuera, Marc decide salir, mientras Julia se queda en casa.

Movido en parte por la curiosidad de saber qué está pasando y por la confianza de no haber despertado ningún síntoma de ansiedad. El joven pasea y observa incrédulo: no hay gente. No entiende lo que pasa, pero de repente Marc intenta salir de un edificio y se marea. Está infectado.

La vida cambia, ahora soólo animales vagan por las calles. Un desierto de coches y aceras el cual sólo se puede contemplar desde las tripas de los edificios.

En este drama se mueve el mundo, pero Marc necesita salir a la calle, encontrar a Julia. Así que emprende esta misión, encontrar a su novia y demostrarse que sigue viva, esperándolo.