Rss

El Juego de Ender: una novela fascinante

El juego de Ender o Ender’s Game, 1985, es la novela más conocida de Orson Scott Card. Obtuvo los dos premios más prestigiosos de la Ciencia Ficción: el Premio Nébula a la mejor novela en 1985 y el Premio Hugo a la mejor novela en 1986. Originalmente fue un cuento corto que se publicó en la revista Analog en 1977 y que también fue nominado al Hugo y al Locus de 1978, aunque no se alzó en ese caso con el galardón pero sí con un Premio Ignotus en 1994.
La idea fue creciendo en la cabeza del autor hasta convertirse años después en dos sagas, la Saga de Ender y, posteriormente, la Saga de las Sombras, que muestran acciones paralelas a la de la Saga de Ender.

La novela

La novela corta publicada en 1977 es un breve retazo de las experiencias de Ender en la Escuela de Batalla y la Escuela de Comandantes. La novela larga, sin embargo, ahonda en los personajes y su vida en la escuela, así como en la dura situación que se vive en todos lados por la amenaza inminente de la guerra.ender

Según el autor, escribió El Juego de Ender para que éste fuera portavoz en La voz de los muertos (Speaker for the Dead), segunda novela de la saga, más filosófica y profunda si cabe que la anterior. Con ésta ganó el Premio Nébula (1986) , el Premio Hugo (1987) y el Premio Locus (1987), siendo el primer autor de la historia que consiguió alzarse con los dos primeros premios dos años consecutivos.

Argumento

Como no quiero caer en un spoiler hablaré muy por encima del argumento de la primera novela de la saga y no del resto, aunque recomiendo encarecidamente que leas por lo menos las dos primeras novelas.

El Juego de Ender se desarrolla en el año 2070, donde los seres humanos han avanzado a nivel científico hasta el punto de poder realizar viajes interestelares, comunicación más rápida que la velocidad de la luz y tecnología armamentística muy poderosa.

La humanidad se enfrenta a una raza extraterrestre conocida como los Insectores o buggers a los que consiguieron vencer gracias a un estratega llamado Mazer Rackham en la segunda oleada que, a diferencia de la primera, no era colonizadora; por ello creen que se avecina una tercera con intenciones bélicas y comienzan a prepararse: la humanidad establece una alianza, crea la Flota Internacional como cuerpo militar y el gobierno de la tierra se divide en tres estamentos: el Hegemon, el Polemarch, y el Strategos con sus propias peleas internas para alzarse con el control de la guerra próxima.

En la estación espacial Escuela de Batalla se entrena a niños superdotados para que dirijan la guerra que se avecina. Entre ellos se encuentra Andrew ‘Ender’ Wiggin, al que reclutan con solo seis años con la intención de convertirle en el comandante que liderará el ataque contra los Insectores. Su destino está marcado desde antes de nacer, ya que sólo se permiten dos hijos por familia y a la suya le permitieron o más bien “sugirieron” que tuvieran otro ya que los dos anteriores eran superdotados y se presumía que Ender los superaría a ambos.

La novela es un magnífico análisis psicológico de los personajes que se ven obligados desde niños a competir entre sí, con una dura disciplina militar, en la soledad de una estación espacial, sin el más mínimo atisbo de cariño o afecto ya que no son sino máquinas a las que les entregarán el futuro de la humanidad. Pero no dejan de ser niños, y sienten envidia, celos, rivalidades (fomentadas sutilmente por el tipo de enseñanza ya que se infravalora a los perdedores) y miedo.

Las pruebas físicas son duras, pero las peores son las psicológicas entre las que se incluye el entrenamiento mental en un juego virtual que simula a la perfección un combate real y en el que el niño deberá aprender a asimilar que las naves son sólo objetos y que no importa la vida de un ser humano sino la victoria final.

El desamparo es más patente en Ender puesto que su destino ya está marcado y no tiene otra opción que entrenar para ser mejor, lo desee o no. Más solo que el resto, con un hermano que le tiene celos por no haber sido elegido, con compañeros que le odian y aíslan, con celos también por parte de los profesores, envuelto en las intrigas de los mandamases. Solo tiene el apoyo de su hermana y algún profesor y compañero que intentan arroparle. Pero lo cierto es que su soledad es muy honda y se ve obligado a madurar a marchas forzadas azuzado por la brutalidad del director de la escuela que no muestra con él ninguna piedad.

No he visto la película pero os aseguro que el libro es impresionante.

Comments are closed.